Permanece muy quedo por un instante, regresa a tu hogar junto con Él y goza de paz por un rato.



jueves, 20 de diciembre de 2012

1 comentario:

Celia dijo...

"Siempre eres Uno con Dios". Somos la Perla en perlitas disgregadas.
Cuando llegamos al convencimiento de que estamos en el camino de la vida, y regresaremos a nuestra Casa, la vida resulta más comprensible y todas las cuestras se allanan.
Me gusta haber venido por aquí.
Un abrazo.