Permanece muy quedo por un instante, regresa a tu hogar junto con Él y goza de paz por un rato.



domingo, 23 de agosto de 2009

momentos

Mucho de la vida no puede ser explicado, sino sólo presenciado

1 comentario:

Angel dijo...

Precioso. Un abrazo amiga